Tikal

Viaje a Tikal

El simple hecho de escuchar su nombre ya te hace sentir dentro de una aventura. Y es que visitar Tikal es de esas experiencias que sugieren un sombrero y un látigo, como un Indiana Jones moderno en busca de los secretos mejor guardados de los mayas. Sabiendo que lo que se puede ver hoy es solo un 20% de la ciudad original y que las pirámides estaban pintadas de colores vivos, es fácil hacerse a la idea de lo increíble que era y sigue siendo la Gran Tikal. Y es que, tanto por sus restos como por la selva que la devora -literalmente-, esta maravilla del mundo antiguo forma parte del Patrimonio de la Humanidad.

"Sus edificios fueron tan altos que algunos la llaman “la Nueva York de los mayas”"

Las selvas del Petén, de las más densas de nuestro planeta, rodean este tesoro arqueológico en el que todavía se pueden ver seis de sus templos, subir a sus pirámides y atravesar las plazas. Aquí es donde los mayas jugaban a la pelota, un deporte en el que el perdedor solía ser sacrificado y decapitado de forma ritual. Viendo el tamaño de la ciudad, se calcula que podían vivir más de 100.000 habitantes durante el siglo IX, más que en el mismísimo Londres de la época. ¿Te apuntas a la aventura de explorar una de las capitales del mundo maya?

Leer más
Ocultar

Te diseñamos el viaje a medida

Con precio mínimo garantizado

porque no hay dos viajeros iguales no ofrecemos el mismo viaje a todos

La mejor experiencia en PANGEA consiste en sentarte con uno de nuestros 55 expertos en el destino que te interesa.
Te recomendamos que nos solicites cita previa con al menos 24 horas de antelación para asignarte el asesor adecuado. Para ponértelo más fácil ponemos a tu disposición 1 hora de parking gratuito y te invitamos a tomar un café.

Acepto la política de privacidad y condiciones generales.

Asesor Asesor

Hablemos de viajero a viajero, visita nuestras tiendas
y habla con nuestros asesores expertos

Pide cita en tienda