Recién aterrizado en Madrid y después de haber disfrutado de unos días recorriendo Tanzania, voy a empezar hablando de una de las partes que más me sorprendió del viaje. Al norte del país, y casi haciendo frontera con Kenia, se encuentra una de las zonas menos conocidas de Tanzania. La reserva privada de Sinya es el hogar de los masáis, de los safaris por libre y, por encima de todo y nunca mejor dicho, del Kilimanjaro. Porque sí, la cima constantemente nevada de la montaña más alta de África preside la zona regalando unas vistas de ensueño desde cualquier rincón. ¿Quieres descubrir por qué la reserva de Sinya es un imprescindible a la hora de viajar a Tanzania?

De safari por la reserva privada de Sinya

Es importante saber que la diferencia más relevante entre una Reserva Privada y un Parque Nacional es que la privada permite que el guía pueda salirse de los caminos marcados y hacer del safari en 4×4 toda una experiencia. El poder acercarte a los animales cuando están lejos de la carretera y la sensación de libertad al poder bajarte del coche en mitad de la nada y disfrutar de la inmensidad del continente hacen que la visita a Sinya merezca la pena, porque esto no se puede vivir en ninguno de los Parques Nacionales del país donde los vehículos no pueden salirse de los caminos marcados.

vistas-kilimanjaro

Cómo llegar a la Reserva Privada de Sinya

Para llegar a Sinya, lo mejor es hacerlo desde Arusha, la capital de la región que lleva el mismo nombre. El viaje hasta Arusha es cómodo y no llega a tres horas en coche. Lo bonito de un safari en Tanzania es que desde que aterrizas hasta que vuelve al aeropuerto de vuelta a España, siempre vas acompañado de tu guía y en el mismo coche 4×4 durante todo el viaje. La carretera hasta Sinya regala unos paisajes de postal y es un recorrido por pueblos llenos de vida en los que se ve la forma de vida de los locales. Además, siempre podrás contar con la compañía de algún que otro animal para ir abriendo boca según vamos llegando a nuestro destino.

sinya safari

Por qué visitar la Reserva Privada de Sinya

La realidad es que Sinya es una extensión que no suele estar incluida en los itinerarios habituales de Tanzania y quizás es eso lo que la haga tan especial. Un lugar donde hacer un safari por sus 600 hectáreas permite ver a todo tipo de animales -excepto depredadores- haciéndolo tan seguro que hasta se puede hacer un safari a pie en compañía de un masái. ¡Los elefantes, las jirafas, las cebras e infinidad de antílopes te acompañarán! Por eso, después de conocer esta reserva, siempre la recomendaría a cualquier persona que esté pensando en viajar a Tanzania y vivir el país de una forma más auténtica.

Sinya, el hogar de los auténticos masáis

De camino a la Reserva de Sinya ya vamos entrando en contacto con los primeros masáis y vamos viendo su forma de vida, sus rebaños de vacas que simbolizan su riqueza y sus poblados familiares que muchas veces están abandonados por su estilo de vida nómada. Si realmente os apetece conocer un poco más sobre esta cultura tan diferente, Sinya es el lugar perfecto para hacerlo. Esta tribu se extiende a lo largo de todo el norte de Tanzania, pero en las zonas como Serengeti o Ngorongoro, debido a la afluencia de turistas, los masáis están bastante acostumbrados a convivir con ellos y a saber que pueden sacar algún beneficio por medio de alguna foto o por la venta de algún colgante o pulsera. Por eso, en la zona de Sinya es completamente diferente. El contacto con los turistas es infinitamente menor por lo que la sensación de autenticidad cuando los ves e interactúas con ellos es realmente sorprendente. Saludan siempre con la mayor de sus sonrisas, los niños se acercan a saludar mientras acompañan a sus rebaños, pero en el momento que les apuntas con el objetivo de tu cámara la vergüenza o el desconocimiento puede con ellos y se retiran. Pero gracias a nuestro guía, que siempre hablaba con ellos, podíamos acabar incluso bajándonos del coche e interactuar con ellos. ¡Y ellos con nosotros!

safari con masais en Tanzania

Es realmente bonita la sensación que transmiten cuando te acarician el brazo simplemente por el hecho de comprobar que tu piel es diferente a la suya o cuando quieren probarse todos y cada uno de los complementos que llevamos puestos. ¡Recordemos que son masáis y que les encantan los adornos! Así que este es uno de los puntos fuertes de esta extensión y el porqué es tan recomendable. De hecho, si se quiere visitar un pueblo masái es mucho mejor hacerlo en esta zona del país.

Pero no nos quedamos ahí, en Sinya también podremos ver animales porque, aunque es cierto que no hay depredadores podemos codearnos con cebras, impalas, jirafas o elefantes que son los auténticos reyes -junto a los masáis- de toda la reserva de Sinya.

De trekking por el Kilimanjaro

Por qué hacer un trekking por el Kilimanjaro

Ahora bien, el punto fuerte de la extensión está en poder ver el Kilimanjaro en todo momento desde la reserva y, lo que es mejor aún, poder hacer una excursión a la misma base de la montaña. Como apunte, hay que tener en cuenta que, aunque el Kilimanjaro pertenece a Tanzania, unas pequeñas montañas que tiene delante hacen que las mejores vistas se obtengan desde la zona de Amboseli, en Kenia, justo al otro lado. Pero esto no impide disfrutar de la cumbre nevada y de lo imponente que resulta ver tan de cerca la montaña aislada más grande del mundo.

trekking kilimanjaro

Realmente hay varias opciones que podemos hacer en esta zona de Tanzania con respecto al Kilimanjaro. Para subir a la cima no hace falta estar muy preparado físicamente, pero hay que contar que alcanzar la cumbre puede llevar unos 6 o 7 días y se va a acompañado de un cocinero, un portero y un guía especializado. ¡Para que no nos falte de nada! Pero si no se tienen tantos o días o simplemente no queremos caminar tanto, se puede hacer una excursión de un día con un pequeño trekking de unas 2 o 3 horas para alcanzar la primera base del Kilimanjaro. Nosotros fuimos acompañados de nuestro guía, un masái -William- y un guía que vive allí y conocía perfectamente todos los caminos de la ruta. ¡Totalmente recomendable!

trekking kilimanjaro

La mejor fecha para hacer trekking por el Kilimanjaro

La realidad es que se puede hacer trekking en el Kilimanjaro durante todo el año, pero la temporada de lluvias coincide con los meses de febrero, marzo y abril, por lo que, a partir de junio y hasta octubre el Kilimanjaro no está cubierto de nubes y se puede hacer trekking disfrutando de unas vistas increíbles del monte y sacarle partido a la cámara con unas fotos dignas de postal.

Dónde dormir en la Reserva Privada de Sinya

Como último punto a destacar de nuestro viaje a Sinya, no puedo dejar de lado el campamento que recomendamos en PANGEA para la estancia en esta reserva. Kambi ya Tembo es una verdadera pasada que hace que la experiencia sea aún más especial. Un servicio muy atento, unas habitaciones perfectas y una zona para desayunar o cenar con unas vistas increíbles hacen que la estancia sea como estar en el paraíso más auténtico. Levantarse por las mañanas con vistas al Kilimanjaro, desayunar en lo alto de la montaña con la reserva a tus pies, ver el atardecer a los pies de una hoguera e irte a dormir con el cielo más estrellado que he visto en mi vida hacen que sea inolvidable. Creo que la frase que más dijimos durante nuestra estancia y que pueda que sea el resumen perfecto fue: “Esto no está pagado”.

sinya-donde-dormir

En definitiva, hacer una extensión a la Reserva Privada de Sinya es conocer una Tanzania más auténtica, donde todo se vive a un ritmo distinto, donde la gente sonríe sin motivo aparente y donde la cultura se palpa en cada esquina. Porque visitar Sinya es hacer un viaje a Tanzania diferente. Y a ti, ¿te gustaría hacer un safari fuera de los recorridos habituales, conocer de primera mano la auténtica cultura masái y conquistar el Kilimanjaro?

SolicitaPresupuesto

12 Comentarios

  1. Estupendo post! Te haces realmente una idea del lugar. Muy buenos consejos y unas fotografías estupendas.
    Si en algún momento decido viajar a esa zona no cabe duda que contactaré con Pangea.

    • ¡Muchas gracias, Rosa! ¡La verdad es que es un lugar increíble! Estate atenta porque pronto llegará la segunda parte 🙂

  2. Que chulada de viaje, gracias por la información.
    Me parece genial recorrer lugares fuera de los recorridos oficiales.

  3. Qué pasada de viaje! Y menudas vistas… Me encanta descubrir lugares diferentes para conocer mejor el destino. Muchas gracias por el post!!

  4. Envidia es poca, un viaje que hay que hacer una vez en la vida. Queda todo bien apuntado para conocer esos lugares tan increíbles!

  5. Ese es uno de los viajes que haría con mucha ilusión, .muy buena información! Gracias ,y haber si protocolo puedo vivir esa esperencia

  6. Me encanta la montaña, y desde pequeñito me fascinó el Kilimanjaro, pero nunca me había animado de verdad a emprender este viaje.
    Muchas gracias por tu post, acaba de convencerme definitivamente 🙂

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here