La semana pasada os hablé de mis primeros días en territorio malgache. Como sé que os habéis quedado con ganas de saber más, ¡hoy os cuento cómo continuó mi viaje a Madagascar!

Un viaje como auténticos malgaches

El cuarto día de nuestro viaje nos despertamos temprano en Antsirabe, la tercera ciudad más grande de Madagascar y la capital de la región de Vakinankaratra, dentro de la provincia de Antananarivo. Fuimos caminando hasta el centro de la ciudad, ¡nos esperaba un día lleno de sorpresas!, pero eso aún no lo sabíamos… Nuestros horarios estuvieron regidos en todo momento por la salida y puesta del sol: lo que nos obligó a acostarnos todos los días ¡antes de las nueve! Reconozco que al principio me costó dejar atrás el horario español, algo que a mi primo no le sucedió, ya que los horarios de Londres y Madagascar ¡son exactamente los mismos!

viaje-madagascar-antsirabe

Para recorrer la ciudad no encontramos un transporte mejor que los tradicionales Pousse-Pousse: carros empleados también en la cultura india bajo el nombre de Rickshaws. Recorrimos el centro histórico e hicimos las tres paradas obligatorias: en la estación de tren, la catedral y el mercado de Atsena Kely. ¿Sabíais que Kely en malgache significa pequeño? Sí, ¡has acertado! La razón por la que dieron este nombre al mercado central fue su reducido tamaño. Durante el recorrido por este rincón de Madagascar nos llamaron especialmente la atención los continuos vestigios de influencia extranjera en la arquitectura, principalmente de la época colonial francesa: en el centro de la ciudad reinaban los edificios blancos de corte elegante y proyección externa a través de amplios balcones con refinados motivos decorativos. Mirase donde mirase encontraba un rincón que fotografiar. ¡Sería un pecado no haber traído la cámara a este viaje!

viaje-madagascar-antsirabe-estacio

Era domingo y el pueblo estaba transitado por todo tipo de personas: desde los pastores de rebaños de emúes -reses para nosotros- en el camino del mercado, hasta familias dirigiéndose hacia la catedral para escuchar la misa del domingo. Hablando de religión, Madagascar es un país con una gran mezcla de ellas debido a su influencia musulmana y cristiana. Sin embargo, la rama que más nos sorprendió a mi primo y a mí fue la animista. Se trataba de una religión basada en la creencia de que todos los seres que habitan el mundo tienen un alma; pero no un mismo tipo de alma como se puede deducir del pensamiento cristiano, por ejemplo, sino un alma diferente y única para los humanos, los perros, los árboles ¡e incluso el agua! De esta manera y siguiendo la teoría del Karma, este rama religiosa defendía que cualquier acto en contra de otro ser (fuera del tipo que fuese) lograba que la vida te devolviese el gesto con mala suerte la próxima vez que te acercases a otro de su especie. Así que ya sabes, cuando viajes a Madagascar no cortes la rama de un árbol ¡o se te caerá otra sobre la cabeza al día siguiente!

viaje-madagascar-lemures

Tras la visita al pueblo salimos dirección a la capital de la artesanía malgache, Ambositra. Nada más llegar comimos en la terraza de uno de los restaurantes de la calle principal, cuya especialidad era la ternera especiada con jengibre: una combinación que nunca me habría esperado que tuviera un sabor tan delicioso. Nada más comer nos dimos un paseo por la ciudad y paramos en varios talleres de marquetería para ver a los artesanos trabajar la madera y la seda. Allí a los artesanos se los conoce como Zafimaniry y ¡son figuras muy respetadas dentro de la sociedad malgache!

viaje-madagascar-ambositr

El resto del día lo dedicamos a comprar souvenirs para llevar a nuestra familia y aprovechamos para disfrutar de una cerveza típica de la zona, con la compañía de los habitantes de Ambositra. La mejor cerveza del lugar es la de la isla es Three Horses -conocida localmente como THB-. Se trata de una cerveza pale elaborada por Star Breweries of Madagascar desde 1958. ¡Es la cerveza más vendida en Madagascar y ha sido calificada como emblema del país! THB se vende en todo el territorio y desde 2005 se ha comenzado a exportar a mercados como Francia, la Isla de la Reunión, Comoras y Mayotte. Siendo sincero no sé si la razón por la que me gustó tanto fue el cansancio que llevaba acumulado, el calor que invadía el ambiente o lo fresquita que estaba la cerveza; lo que si sé es que pasó a formar parte rápidamente del top de mis cervezas favoritas. Y mira que he pasado grandes temporadas de mi vida en Bruselas, Múnich y Portland…

Día 4 en Madagascar

Ambositra y la artesanía de Madagascar

Nos despertamos en Ambositra con un día libre de por medio con el objetivo de quitarnos algunos kilómetros de encima e improvisar y ¡acabó convirtiéndose en uno de los días más asombrosos de todo nuestro viaje a Madagascar!

La ciudad de Ambositra se sitúa a 1350 metros de altitud y es la cuna de la etnia Betsileo, una raza con características más similares al continente africano que al asiático, a diferencia de las que conocimos en la capital.

viaje-a-madagascar-antsirabe

Una sorpresa malgache muy auténtica

Si viajáis a Madagascar entre los meses de julio y septiembre por las tierras altas podréis conocer las famosas “Famadihana” o retorno de los muertos: ceremonias cuyo origen se pierde en la memoria de la humanidad. Se perpetúan desde los tiempos más antiguos y no han sufrido cambios en su celebración. Todos los años las tumbas se abren y los vivos hacen danzar a sus muertos en una gran fiesta. El Famadihana de un ancestrollamado de forma incorrecta el “retorno de los muertos”- se organiza como mínimo cada cinco años y la decisión que determina la organización de esta ceremonia está a menudo ligada a lo sobrenatural.

Famadihana-madagascar

Las cosas como son, un famadihana sale caro: hay que ofrecer durante tres días fiestas a los familiares, a los habitantes del pueblo, a los invitados y contratar grupos de música de mpihira gasy y de vako-drazana. Todos los miembros de la familia que puedan pagan una parte. Después de hacer un fomba, ceremonia a través de la cual se pide la opinión de los ancestros tras compartir ron entre los vivos y los muertos, los astrólogos de la familia fijan el día y la hora del principio y fin de la fiesta de Famadihana.

El día es establecido finalmente por los miembros más mayores de la familia, se abren las tumbas y se enrollan a los ancestros en esteras nuevas. Los hombres jóvenes de la familia y amigos los sacan de la tumba. Seguidamente, la multitud de parientes y amigos coge los cuerpos y los llevan en una danza muy rápida. Se colocan los cuerpos en el suelo y los miembros de la familia los rodean. Los parientes ofrecen a cada ancestro un sudario nuevo. En las mortajas ponen una botella de ron, una fotografía y billetes de banco: ¡son los regalos de los vivos a los muertos! Se mezclan risas y lágrimas, alegría y tristeza… y se toca a los ancestros para hacerles una caricia o para pedirles ayuda o consejo mediante una oración secreta.

Hira-gasy-madagascar

Acostumbrado a tradiciones religiosas españolas como la procesión o los funerales comunes, lo que más nos llamó la atención fue que de repente, cada grupo se venía arriba, decenas de personas cogían los cuerpos con soltura y a continuación los lanzan al aire en medio de una multitud desenfrenada. Los bailarines daban varias vueltas a la tumba y, después, a los ancestros solo les quedaba permanecer otros cinco años en la soledad del descanso eterno. La jornada termina con espectáculos de “hira gasy” y la fiesta se remata con otra fiesta donde la gente baila toda la noche con las orquestas Vako Drazana. Como os podéis imaginar nuestro color de piel y el pelo rubio de mi primo llamaban la atención, pero eso ¡era lo de menos en comparación a nuestra forma de bailar!

Día 5 en Madagascar

Descubrimientos inesperados en nuestra ruta por Madagascar

Desayunamos pronto para volver a la carretera, dirección al Parque Nacional de Ranomafana. El sol salía y nosotros nos encontrábamos en medio del parque. Nunca se me olvidará la sensación de ver los rayos dorados colarse entre las ramas, hojas y lianas de los árboles. En nuestro trekking encontramos las fuentes naturales de agua halladas por los franceses en la época colonial. Aunque se descubrió hace mucho tiempo, el Parque Nacional de Ranomafana ¡no se consideró reserva de la biosfera hasta mayo de 1991!

viaje-madagascar-parque-natural

Las leyendas malgaches cuentan que en Ranomafana llueve los 365 días del año. ¡Sin duda es una de las reservas más famosas y espectaculares del país! A causa de su vegetación y sus fuentes de aguas naturales, la mayoría del parque nacional está cerrado a los visitantes limitando el acceso a los científicos que estudian la diversidad de su biosfera formada por numerosas especies de fauna y flora endémica de la isla. El Parque Nacional de Ranomafana ha servido de modelo para otros parques de Madagascar y reservas del país y el extranjero. La temperatura media anual oscila entre los 14º C y 20° C.

viaje-madagascar-parque

Al acabar otro de nuestros trekkings durante nuestra ruta por Madagascar pudimos apreciar desde el mirador la vista panorámica de la cascada sobre el río Namorona. El resto del día condujimos hasta Sahambavy y sus únicas y famosísimas plantaciones de té. La ubicación de nuestra cabaña a los pies de un laguito nos permitió meter las piernas y reposarlas tras el trekking mañanero.

viaje-a-madagascar

Un país solo se conoce paseando por sus calles y conviviendo con su gente. Si no lo has hecho, aquí os dejo la primera parte de nuestro viaje a la isla malgache y, si ya te lo has leído, te animo a acompañarme en la tercera parte de mi viaje a Madagascar y ¡descubre la isla de la luna! Si te sabe a poco no te preocupes porque ¡la cosa no acaba aquí!

Día 6 en Madagascar

BANNER-SolicitaPresupuesto-Experiencias

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here